Flores de Bach


Las flores de Bach o los elixires florales fueron inventados por el doctor Edward Bach en el siglo XX. Primero médico, cirujano, bacteriólogo y finalmente homeópata, ha pasado los últimos 10 años de su vida creando esencias florales.


Las Flores de Bach originales se hicieron y todavía se hacen en el mismo lugar en el que estaban entonces, en una casa llamada "Mount Vernon" en Inglaterra.


Las esencias están hechas de flores silvestres y agua de manantial. La preparación se obtiene por dilución y dinamización solar, este tiene como objetivo reproducir el fenómeno natural del rocío matutino: el agua bajo la acción del sol, absorbe la energía curativa de la flor.


El doctor Bach ha seleccionado 38 flores, cada una de las cuales corresponde a un estado de ánimo, un sentimiento, una emoción.


Se dividen en 7 grandes grupos:

-Miedos

-Dudas, incertidumbres

-Falta de interés

-Soledad

-Hipersensibilidad a influencias e ideas.

-Tristeza, desesperación, desánimo

-Preocupación excesiva por el bienestar de los demás.


Las flores de Bach ayudan a restaurar la armonía y el equilibrio entre nuestras diversas emociones.


¿Como trabajo?


Como terapeuta floral, puedo ayudarte a elegir las flores que mejor se adapten a tu situación o a la de tu animal.


Se realizará una primera entrevista para comprender cuáles son los desequilibrios emocionales.


Después de esta entrevista, te podré recomendar hasta 7 flores.



¿Para quién?


Cualquiera puede utilizar flores de Bach, perros, gatos, caballos, aves, roedores, humanos ...


Por lo general, las flores de Bach contienen alcohol para su conservación.


Es posible encontrar una versión sin alcohol para animales y niños.


Por mi parte, preparo botellas personalizadas sin alcohol, con glicerina vegetal o agua de mar.


ADVERTENCIA: Las flores no reemplazan el tratamiento veterinario de ninguna manera, pero por supuesto se pueden combinar.


Las flores de Bach no tienen efectos secundarios ni contraindicaciones.