¿Debo vestir a mi perro o abrigarlo cuando hace frío?

Como buenas madres perrunas que queremos ser, siempre buscaremos proteger a nuestros animalitos a toda costa, sobre todo del frío ¿Verdad? Sin embargo, en algunas ocasiones esta protección puede que no sea necesaria, e incluso, puede que sea perjudicial.



No podemos negar que a estas alturas que la gran mayoría de los perros domésticos han sido humanizados. Los consentimos como niños y siempre intentaremos hacerlos sentir lo mejor posible. Pero a veces nos pasamos de la raya, y aunque el abrigarlos para el frío esta muy bien en algunos casos, en otros podemos estar cometiendo un gran error.


¿Qué debo saber antes de ponerle un abrigo a mi perro?

Los perros en su pelaje cuentan con una capa especial que los protege de las temperaturas. Cuando los abrigamos, pierden la capacidad de autoregularla e incluso el roce de algunas prendas puede provocar irritación y heridas en su piel.


Si tu perro tiene pelaje corto, está enfermo, es muy viejito y/o es muy delgado, abrigarlo en climas muy fríos si puede ser de gran ayuda.


También puede ayudar a perritos que viven dentro de la casa y que necesitan salir a sus paseos diarios.


Lo importante es siempre asesorarnos por especialistas para que al momento de querer protegerlos del frío estemos realmente siendo un aporte y no todo lo contrario.


En el caso de que tu perro sea un candidato para utilizar ropa, los expertos recomiendan que estas sean en formato de capas y que una vez dentro del hogar sean retiradas.


También es importante fijarnos en que la talla sea perfecta y que el material con que esta fabricada no vaya a provocar alergias en su piel.


Como ves, no existe un NO rotundo en la utilización de ropa para abrigar a nuestros perritos en invierno. Sin embargo, debemos saber muy bien que estamos haciendo un bien por ellos antes de utilizarlas.

© 2019 Las terapias de Luna.