© 2019 Las terapias de Luna.

SOBRE LA DIETA NATURAL

Cada vez hay mas personas que deciden alimentar a sus perros y gatos con dietas naturales basadas en carne, huesos carnosos, órganos, vegetales, etc. Esta es la manera en la que los perros y gatos retornan a la dieta durante la cual han evolucionado a través de millones de años.

Con esta dieta pueden alcanzar su potencial genético en términos de salud, longevidad, actividad física y reproducción. Los animales alimentados de manera natural no suelen tener problemas dentales, intestinales o renales, así como tampoco tienden a sufrir problemas de piel, oído, ojos, corazón, páncreas, hígado o inmunológicos. Los animales alimentados con dieta natural tienen menor riesgo de desarrollar enfermedades tanto infecciosas como degenerativas, casi nunca desarrollan cáncer y en este estado continúa hasta una edad avanzada.

¿QUE TE PREOCUPA? 

  • Las bacterias. Tanto los perros como los gatos están diseñados para comer alimentos crudos con bacterias.  El pH de perros y gatos es mucho más ácido que el nuestro, es un pH que mata a la mayoría de bacterias patógenas y las que sobreviven son neutralizadas por la flora bacteriana y luego son excretadas.   

                                                    

  • El precio. Todo depende del pienso que le des a tu perro o gato y del tamaño que tenga. Un perro muy pequeño sale muy económico y en perros grandes sale igual de precio que un pienso de gama alta.

  • El tiempo. Al principio puede parecer agobiante y complicado pero una vez te pones te das cuenta que esta hecho en un momento que no lleva ninguna complicación, incluso puedes preparar en un día lo de todo un mes y prepararlo en raciones. Es mucho mas sencillo y rápido de lo que pensamos.

  • Que el animal se vuelva agresivo. Puede que un animal muestre protección de alimentos o de recursos, pero esto puede pasar con cualquier alimento no solo con la carne. El animal no se va a volver agresivo por comer carne, ni va a querer matar a ningún animal ni persona. Los perros ansiosos e hiperactivos incluso se relajan por que al masticar liberan endorfinas.

  • Balance o equilibrio nutricional. Es muy difícil ocasionar una deficiencia nutricional si se siguen las normas mínimas de una dieta cruda. 

  • Los huesos. Los perros y gatos han evolucionado durante 30 o 40 millones de años comiendo presas enteras. Si fueran tan peligrosos los huesos nuestros compañeros seguramente no estarían con nosotros, de todas maneras hay que adaptarse a las preferencias y necesidades de cada animal y también a nuestra tranquilidad ya que tenemos también la opción de dar el hueso picado.

  • Control de lo que come. Cuando comen pienso pensamos que sabemos lo que comen pero realmente no es así, la mayoría de las veces no sabemos la procedencia de la carne de los piensos, ni que carne lleva, ni siquiera la parte del animal, por ejemplo en el pienso cuando nos ponen carne de ave no sabemos si esta comiendo paloma, pollo, avestruz o un canario, tampoco sabemos si lo que lleva es la pluma del animal, la pechuga, las patas, pico o las tripas, ni sabemos la procedencia de ese animal y si estaba enfermo o sano. En cambio con la alimentación natural tenemos control de lo que consume el animal y del estado de la carne.